Deseo sexual

Deseo sexual

El deseo sexual no es fruto de la casualidad. Tenemos un cuerpo biológicamente preparado para sentir deseo, pero también en el mismo influyen factores de otro tipo como los psicológicos (qué pensamos sobre la sexualidad, algunas emociones que sentimos como la culpa o la vergüenza, las expectativas que nos creamos acerca de un encuentro sexual , etc) y los sociales (qué nos dicen acerca de cómo sentir o expresar el deseo según seamos hombres o mujeres, por ejemplo).

Muchos de estos factores pueden afectar negativamente a la aparición o expresión del deseo sexual.

Objetivo general
 Conocer los principales elementos que participan en la aparición y mantenimiento del deseo, tanto los que lo dificultan como los que lo favorecen.

Se utiliza una metodología activa-participativa, fundamentada en un aprendizaje significativo, que favorece la vivencia, la reflexión y un método de descubrimiento que posibilite sobre todo la modificación de actitudes, el sentido crítico y la capacidad de análisis sobre el tema objeto de la charla.

Ámbito de actuación: provincia de Granada y Jaén.

Para mas información rellena el formulario de contacto